Inicio / Difusión periodística / La tormenta perfecta en el cruce de vías

La tormenta perfecta en el cruce de vías

Como lo ocurrido en aquel drama que sufrieron los tripulantes de una embarcación de pescadores que fueron atacados por la confluencia de varias supertormentas, el pasado martes 13 de Septiembre del 2011, confluyeron un vendaval de tormentas representadas por una constante de irresponsabilidades y faltas de respeto a la vida misma y que hacen a la ocurrencia del hecho mismo.-

No escapa al estimado lector, que este tipo de accidentes desencadena una constante pregunta que representa: ¡el como pudo ocurrir! Aunque existe un dicho, que si se puede evitar no es un accidente.-

Hay  una serie de responsabilidades que son el basamento de este tipo de tragedias y que en reiteradas veces desde esta y otras organizaciones sociales se han intentado manifestar, a saber:

A) Las privatizaciones no han sido lo beneficioso que se pregonaban, en el caso del Ferrocarril Sarmiento menos y peor aún de lo que se supone. Lo primero que realizó el administrador de este ramal, fue la total automatización del sistema, despidiendo personal y poniendo el funcionamiento del mismo en manos de maquinas. En muchos casos con muchos años de uso y en otras de muy mal funcionamiento.-

Desde maquinas expendedoras de boletos, pasando por la señalización y deteniéndonos en los pasos a nivel con barreras automáticas. Esto no cambió en el tiempo ni a pesar de los controles ni quejas. Lo que si cambió es la cantidad de usuarios y en el caso de los paso a nivel, la cantidad de transito que en un aumento geométrico no puede ser negociado en debida forma en los cruces en la forma y sistema imperante.-

En todo el recorrido más del 50% de los pasos automáticos, funcionan mal o no funcionan. Asimismo, los que están en funcionamiento no sirven para la gran cantidad de transito y asimismo son contrarios a la neuralgia y febril constancia del transporte particular y de pasajeros.-

Para ello, en las horas de reparación de vías, aparecen empleados que dirigen el transito. Pero en las horas pico y en la situación actual, debieran colocar guardabarreras y articular un sistema más importante y acorde al volumen del transito.-

De igual manera que se invierte en cámaras, se debería invertir en el reparo y prevención de accidentes y las mismas vidas humanas, situación que con la ocurrencia del siniestro, ni todos los que ocurren, se ha previsto invertir.-

Ante los daños a las personas y bienes que ocurren, se debería poner mayor control con personas y no en máquinas que representan en si un grave perjuicio a la vida misma, como verdaderamente ocurrió.-

B) Tanto autoritarismo, tanta desaparición de persona, tanta violencia irresuelta, solo ha colaborado a crear una conciencia subyacente en la sociedad y sus habitantes, donde el cumplir con la ley puede no ser correcto. Es una situación que agrava lentamente la convivencia y asimismo es demostrativo que no existe en nuestra gran Nación un grupo social o persona individual, donde la violación de normas no sea un deporte a practicar habitualmente. Así, tirar la basura en la calle es un Deporte Nacional y una actividad normal. También violar normas de transito, como violar todo tipo de normas con los mas pueriles pretextos hace de imposible a insoportable la convivencia, aunque todos sin excepción hagamos el trayecto de violación de normas en forma reincidente.

En el caso del Ferrocarril Sarmiento, esto no es una excepción y el cruce de barreras estando estas bajas y en alerta, se violenta en una constante que no tiene solución de continuidad. Nunca como en estas épocas, el tener poco tiempo y la necesidad de ganar, ha significado la necesidad de violentar normas y en el caso del hecho de ocurrencia, fue un desencadenante sin restricciones que lograron la gravedad del hecho en si.-

Es demostrativo que sin merodeos, al día siguiente se continuaba pasando las vías con barreras bajas y sin ningún reparo. Pero debemos ser sinceros, no es este solo Ferrocarril el afectado, también en el Roca que no esta automatizado, se han visto accidentes, precisamente con colectivos o inconcientes de variada monta.

C) La búsqueda de ganancia no es un elemento a discutir, pero cuando para ello no interesa violentar normas y además representa tomar la vida propia y ajena, deja de tener sentido y debe ser repudiado por cualquier persona de buena voluntad.-

Sin embargo las líneas de colectivo, en una amplia gama no respetan, en principio, la vida y luego las normas. La frecuencia, es una palabra que para los chóferes de colectivo se transforma en una prisión tan fuerte que puede terminar con su vida. Deben realizar los trayectos con frecuencias de tiempo delirantes. Se intenta hacer que dicho transporte realice su trayecto en un tiempo tan efímero y sin tener en cuenta el creciente transito, obligando al chofer a la violación de todas las normas que se interpongan entre la orden recibida y su propia vida. Esto no es solo una muestra de avaricia de las empresas de transporte de colectivo de pasajeros sino además un acto criminal.

Para mostrar la realidad, veamos como transponen las arterias de Buenos Aires a altas velocidades o violando normas de transito y poniendo en vilo la vida de todos los que están en la vía de influencia del colectivo. Baste ver la cantidad de accidentes donde se encuentran comprometidos estos verdaderos elefantes (no solo por su tamaño, sino por la envergadura de la violencia que representan los impactos al que ocurren). Además, las muertes de peatones desprevenidos, en algunos casos alterando el recorrido para poder cumplir el bendito recorrido y la ínfima frecuencia.-

Esta asociación denunció en reiteradas oportunidades estos verdaderos ilícitos, además con el agravante que en los años que transcurren y ayudados por el aumento de la población, el trabajo, el consumo, y el mayor transito, los accidentes se incrementan con una fuerza terrorífica.-

Por fin recordemos que todas las líneas tienen aseguradas sus unidades con una franquicia que se encuentra en directa proporción a los accidentes que ocasionan, en la mayoría de los casos trepa en mas de $ 40.000, lo que hace sospechar la irresponsabilidad de empresarios que no tienen empacho de aumentar la ganancia a costa de la misma vida humana.-

Por fin, cuando el chofer no puede hacer el recorrido en la bendita frecuencia, mas en líneas con recorridos extensos, los descansos de los mismos se acorta a niveles de no tener dichas reparación física y los vuelven a la locura del transito con el riesgo de la ocurrencia de siniestros ante el notable cansancio del trabajador y que pone en riesgo, no solo del pasaje sino de peatones y todo aquel que este cerca de su vehículo.-

El área metropolitana es rica en estos hechos y no son meras anécdotas cuando la vida y la salud de las personas han comenzado a ser moneda constante y sin solución de continuidad.-

D) Soterramiento, Sapitos, etc., pero los muertos deben ser sepultados y politizar estos hechos son tan bajo como los funcionarios que cruzan culpas. No se trata de mostrar quien tiene la razón sino como se puede evitar el evento. Por decretos de la época del ex presidente Menem se delegó en los Municipios y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires los pasos a nivel. Si no hay barreras que funcionen, las distintas jurisdicciones deben sin delación colocar el personal municipal del caso para evitar eventos del estilo y de esta forma solucionar un problema que pueda terminar con la vida de una persona. Señores del CABA y de los distintos municipios del conurbano donde pasan vías, deben a su responsabilidad evitar que regresen hechos donde debamos enterrar seres humanos porque otros no se preocuparon por la vida misma. Prevenir no es una palabra difícil, realizar los actos necesarios para evitar estos eventos no es un accidente es una Obligación.-

Podemos cerrar mirando que el trayecto del mentado ferrocarril esta encerrado y que las viviendas están muy sobre el mismo, pero es continuar acumulando tormentas para que ocurran estos dramas que como se ve es de una gran variedad de irresponsabilidades que confluyen y que se podían haber aplicado para que no ocurriera.-

Las tormenta perfecta se desencadenó, lo que viene ahora no es un cruce político, es la necesidad de: a) poner personal en cada cruce, b) sancionar a las empresas que lucran con las frecuencias en las líneas de transporte de pasajeros, c) todos debemos mirar al otro y por sobre todo cumplir con la ley y evitar tener que perjudicar mas, d) que el lucro no sea la base de todos estos accidentes donde la prevención es el gran invitado que falta en esta tenebrosa mesa de dramas. Reclamemos que dejen de hacer política barata y cumplan con sus obligaciones. Ni los jueces que sacan sentencia en amparos ni los que reclaman tienen la culpa. Si los funcionarios que cobran sueldos y no utilizan la inteligencia para solucionar los problema y se ocultan en artilugios polítiqueros para acusar y poner en duda a la justicia y a las personas que reclaman derechos, no es la forma y continúan haciéndole un flaco favor en contra de la Republica y la misma Democracia. El sistema democrático no debe ser puesto en duda, si los funcionarios que no se comprometen con su pueblo. Maldecir a los Jueces y a los Juicios, y tildar a los que reclaman como si fueran los causantes de las muertes es altamente agraviante y pone en duda la vocación democrática de los funcionarios.

Dr. Osvaldo Héctor Bassano

Presidente de ADDUC

Sobre

Revisa También

Entrevista radial con CNN RADIO: Precios con quita de IVA

CNN RADIO MENDOZA 91.7 – Programa EN LA MIRA (7 A 10) / con VICENTE …