Inicio / Transporte público Autopistas Autos / Millonaria demanda contra la concesionaria de la ruta nacional 226

Millonaria demanda contra la concesionaria de la ruta nacional 226

El efectivo policial José Luis Silva entabló una demanda millonaria contra la concesionaria vial CV1 que tiene a su cargo la explotación del peaje en la ruta nacional 226 a raíz de un accidente sufrido el 2 de junio de este año cuando viajaba en su auto desde Mar del Plata y por esquivar un camión que iba zigzagueando golpeó fuertemente contra un talud de tierra que había en la banquina, sufriendo lesiones que le causaron una incapacidad del orden del 30%.

“El caso se centra en una relación de consumo que se establece entre el usuario o consumidor de la ruta concesionada y la concesionaria vial. La concesionaria vial tiene la explotación exclusiva de la ruta 226. Dentro del reglamento de explotación dice que se encuentra concesionado, no solo el camino, sino lo que es las banquinas, por lo tanto la concesionaria tiene una obligación de seguridad respecto de los usuarios, de los consumidores”, indicó el doctor Pablo De los Santos, integrantes del estudio juridíco Vicente, quien asesora al demandante.

Agregó que ello “significa que el usuario durante el tramo debe llegar sano y salvo al lugar de destino. Tiene que remover cualquier osbtáculo que represente un peligro para el consumidor, o el usuario, como son los montículos de tierra, los animales sueltos que tuvimos un caso en el que se mató un hombre”.

Cabe mencionar que la Corte dice que se establece una relación de consumo, por lo que se aplica la Ley 24.240 y sus modificaciones. “Esto está contemplado en el artículo 42 de la Constitución Nacional. A través de la modificación de la Ley 26.361 se establece el artículo 52 bis, que indica que al proveedor del servicio público se le puede establecer una sanción civil. Esta sanción civil se traduce como lo que se llama daños punitivos, que es de origen británico pero se aplica mucho en el derecho norteamericano”.

Citó un caso de una automotriz que debió indemnizar a un automovilista, cuyo auto se incendió porque tenía un defecto de fabricación que tenía en el tanque de nafta. La finalidad de los daños punitivos es establecer una sanción representativa para todos aquellos proveedores que no cumplen con las obligaciones legales.

“En este caso, la concesionaria tenía como deber principal, que todavía no lo ha cumplido es remover los montículos que existen al costado de la banquina, porque pueden ocasionar daños como en el caso de Silva. También se contempla la especulación que hace el proveedor del servicio. ¿Cuál es la especulación?, sale más barato pagar una muerte o un daño que remover un montículo”, agregó De los Santos.

Asimismo sostuvo que el artículo 5 de la ley establece en su protección al consumidor que “las cosas y servicios deben ser suministradas o prestados en forma tal que utilizadas en condiciones previsibles o normales de uso no presenten peligro alguno para la salud o integridad física de los consumidores o usuarios”.

“No puede haber animales sueltos, no puede haber ningún objeto que pueda ocasionar un accidente de tránsito. Si hay un montículo no tiene que estar. La banquina hasta el límite de la propiedad privada tiene que estar libre de cualquier objeto. Tiene que esta señalizado, que en este caso no hay ninguna señalización. También se viola el deber de información que tiene la concesionaria vial con respecto al consumidor. No solo en este caso, sino en todo lo que es una relación de consumo, que esto es lo novedoso de los daños punitivos”, explicó el asesor letrado.

Se considera daño punitivo “al proveedor que no cumpla sus obligaciones legales o contractuales con el consumidor, a instancia del damnificado, el juez podrá aplicar una multa civil a favor del consumidor, la que se graduará en función de la gravedad del hecho y demás circunstancias del caso, independientemente de otras indemnizaciones que correspondan. Cuando más de un proveedor sea responsabnle del incumplimiento responderán todos solidariamente ante el consumidor, sin perjuicio de las acciones de regreso que les correspondan. La multa civil que se imponga no podrá superar el máximo de la sanción de multa prevista en el artículo 47, inciso b9 de este ley”.

“Con la condena por daño punitivo se busca una sanción con carácter preventivo para evitar que no se repitan esas mismas conductas. Se evita que el proveedor especule”, detalló el doctor De los Santos.

Mencionó que en la ruta en el tramo entre Tandil y Mar del Plata hay al menos unos 20 montículos como el que causó la destrucción del auto de Silva.

“No debe haber obstáculos al costado de la ruta, porque la concesionaria explota exclusivamente la ruta. El accidente de tránsito se produce por un obstáculo y ello da lugar a un daño punitivo”, argumentó.

Refirió De los Santos que el daño punitivo “existe una finalidad preventiva que los jueces pueden y depen desempeñar. Que hay otro aspecto en que debe cambiar la mentalidad del juez y que no debe centrar la mirada en el caso individual, sino que debe pensar en la repercusión de la sentencia que se dicte, en el fin social que ahora la ley adjudica a su resolución. Que lo que se busca es enviar un mensaje a las empresas, en el sentido de que aumente el riesgo de que los incumplimientos reciban una sanción judicial”.

15/12/11 Fuente: La voz de tandil

Sobre

Revisa También

Aplicación de la ley de Defensa del Consumidor al transporte aéreo de pasajeros

Introducción El amplio desarrollo del derecho del consumidor en los últimos años, y especialmente el …